El famoso “macaco de la selfie” se encuentra en peligro de extinción…

Si no hubiera sido por un mono descarado llamado Naruto, quien, según cuenta la historia, le robó la cámara a un fotógrafo que se encontraba en un parque indonesio para tomarse una selfie, los macacos negros crestados aún podrían estar languideciendo en la oscuridad. La foto, que salió la luz en 2011, no tardó en hacerse viral y, de repente, la especie Macaca nigra obtuvo millones de fans en Internet, justo cuando la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que establece el estado de conservación de los animales, estaba trabajando para incluir a esta especie de ojos ambarinos como una de las más amenazadas del mundo.
Ver imagen en Twitter

Después, en el año 2015, la selfie de Naruto provocó una demanda por derechos de autor, incluido el grupo de bienestar animal “Gente para el Tratamiento Ético de los Animales”, algo que podría traspasar los límites de los derechos de los animales. De cualquier modo, el renombre de Naruto no le ha brindado una credibilidad especial con sus compañeros macacos en los confinados bosques de la Reserva Natural Tangkoko-Batuangus-Duasaudara, cerca de Bitung, en la isla de Sulawesi. Si quieres conocer más detalles sobre este serio asunto, continúa leyendo con nosotros…
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.
Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

En los últimos años, los macacos en peligro crítico han sufrido, ya que han sido cazados por su carne, tomados como mascotas, y exprimidos en áreas cada vez más pequeñas por la tala ilegal de árboles para plantaciones de cocoteros y parcelas de los aldeanos. Mientras tanto, los conservacionistas están luchando contra los planes del gobierno para abrir tierras silvestres a las carreteras e industrias. Algunos agricultores atrapan a los simios a propósito para evitar que los monos saqueen los cultivos, pero éstos también quedan atrapados en trampas para cerdos, pájaros o ratas, lo que significa dinero rápido para un cazador.
Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Los primatólogos han llegado a contar hasta cien trampas dentro de un área pequeña del interior de los límites de la reserva, y desafortunadamente, los macacos que llegan a escapar, pueden perder alguna extremidad por la pérdida de sangre. Por otro lado, el comercio local de mascotas prospera en monos bebés capturados o huérfanos, a menudo desnutridos y confinados en espacios reducidos. Pero la mayor amenaza son las personas de Sulawesi, quienes han estado comiendo carne de simio crestado durante siglos. Hoy solo cuesta unos 2$ el kilo (un macaco pesa 8-10 kg), y la demanda es altísima en vacaciones. Entérate de otros detalles a continuación…
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.
Ver imagen en Twitter

La ciudad de Tompasobaru, a seis horas en coche de Tangkoko, es conocida por los aromáticos clavos que cubren los patios de las casas, secados sobre lonas al sol. Pero en el mercado abierto de la ciudad, el aire se hace bastante pesado debido al olor metálico de las mercancías del carnicero. En la venta, junto al pescado seco y las patas de pollo, suele haber ratas y murciélagos (las alas de este último también se venden como cuero), además de cerdos y monos abiertos en canal, con la cara intacta. Nofi Raranta, el principal vendedor de clavos de la ciudad, también es el mejor cazador, empleando a unos cien hombres que peinan los bosques circundantes en busca de material.
Ver imagen en Twitter

Si bien es cierto que la Ley de Indonesia protege a toda costa a los macacos en peligro de extinción, la policía no hace nada al respecto. De hecho, no es raro que los agentes vayan de vez en cuando a comer con los cazadores. El problema es que, aunque se sigan las leyes, la cárcel no suele ser algo propio para los cazadores furtivos, así que, como máximo, pueden recibir una multa; hay pocos incentivos para detener lo que están haciendo. Para contrarrestar las numerosas amenazas, algunas organizaciones, como el Proyecto Macaca Nigra, cooperan para tratar de cambiar los corazones y las mentes sobre los monos. Prosigue tu lectura en la última página para saber más…
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

Ver imagen en Twitter

“No me gusta matar al mono, pero una vez cocinado me gusta el sabor, con muchas especias. Se parece a la carne de jabalí o la de perro”, describió Nita, una mujer de la etnia minahasa que habita la zona. Los animales suelen ser puestos al fuego con el objetivo de chamuscar el pelaje y que la carne se conserve en mejor estado. Una gran multitud de defensores de la naturaleza se han visto obligados a acudir a las iglesias de la región para pedirle a los curas que inculque a sus fieles que los seres humanos son los guardianes de la Tierra y que, como tales, deben proteger las especies en peligro, como los macacos.
Ver imagen en Twitter

De acuerdo a los primatólogos que estudian el caso, en cuanto a obtener el apoyo de los políticos, los intereses en competencia a menudo significan la pérdida de los macacos. “No podemos simplemente decidir las cosas desde una perspectiva ecológica, hay factores económicos y culturales a considerar”, dijo Akshari Masikki, un funcionario del Departamento de Conservación de Recursos Naturales. No cabe duda de que los macacos negros con cresta necesitan aumentar, y pronto. Algunos dicen que el ecoturismo podría ser la solución. “Estos monos son icónicos. Tienen unas características fabulosas: ese pelo punk y el trasero en forma de corazón y esas expresiones. Yaki (así los llaman allí) es un buque insignia útil, una mascota para Sulawesi”. ¿Qué piensas al respecto? Déjanos tu opinión en los comentarios. ¡Comparte este artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter/National Geographic
Ver imagen en Twitter

You may also like...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *